José Luis Orihuela: Las nuevas redacciones deben ser una comunidad no solo de periodistas


Como parte de la tesis que estoy desarrollando para la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP) sobre los cambios en las redacciones, estoy entrevistando a una serie de personalidades de los medios en la región. Fue imprescindible conversar con el maestro José Luis Orihuela, autor de “Los medios después de internet”.

¿Palabras como integración o convergencia han perdido vigencia? ¿Cómo debe ser la redacción del futuro? ¿Qué pasa con los medios? José Luis Orihuela, autor del libro “Los medios después de internet”, es uno de los investigadores más reconocidos de habla hispana. Y sus respuestas dan luces sobre lo que está ocurriendo, lo que pasará y cómo debemos alistarnos.

–Invariablemente, cuando se plantea el tema del futuro de las redacciones, se adopta la perspectiva de las redacciones del pasado porque, en el fondo, la preocupación subyacente es la supervivencia del viejo modelo de medios. En consecuencia, aquí hay dos grandes temas: cómo enfrentar la transformación de los viejos medios y cómo diseñar la arquitectura de los nuevos medios. Lo viejo puede cambiar de manera limitada a través de la formación de los mayores y con la incorporación de los jóvenes. Lo nuevo hay que diseñarlo siguiendo la arquitectura de la red, de modo que una redacción no sea principalmente un lugar sino una comunidad (no solo de periodistas) distribuida y líquida, modular o de arquitectura variable.

Los medios tienen que ser más cercanos a la gente. ¿Las redes sociales son las únicas vías para ello? ¿Consideras que la iniciativa de redacción abierta de The Guardian se puede aplicar en otras organizaciones?

-Las redes sociales han contribuido a desdibujar las barreras que existían entre las organizaciones y sus públicos, pues hacen a las organizaciones más transparentes y accesibles y a los públicos más participativos. En el sector de los medios, es evidente que la hiperconectividad de los usuarios les convierte en parte del sistema de alerta temprana y en fuente de contenidos, pero no es previsible que se produzca una sustitución del perfil profesional de los comunicadores. Por otra parte, el sentido de una redacción abierta, más allá de una cafetería, es la efectiva articulación entre el medio y la comunidad a la que sirve. Hay que seguir explorando y construyendo las nuevas simetrías que la red hace posible entre las organizaciones y sus públicos, en los medios, en la política y en el mercado.

“Los medios después de Internet” es un libro optimista que deja lecciones para los jóvenes que estudian periodismo y para los que ya estamos haciendo periodismo. Muchas redacciones se resisten a cambiar. ¿Qué consejo darías a los que toman decisiones?

–Hay que apostar por la gente joven para hacer los medios del futuro, pero al mismo tiempo hay que mejorar la formación de los profesionales en ejercicio. La alta dirección tiene la difícil tarea de articular estrategias para la transformación de lo viejo y la creación de lo nuevo, ámbitos en los cuales las facultades de comunicación podemos contribuir de manera mucho más decisiva.Coincido plenamente en repensar la enseñanza del periodismo. ¿Qué necesitamos enseñarle hoy a los aspirantes de periodismo?

–Las nuevas generaciones de periodistas tienen que asumir el emprendimiento como parte de su identidad profesional y tienen que aprender a trabajar de manera eficaz en equipos modulares con otros especialistas (científicos de datos, ingenieros, desarrolladores y programadores). Creo en la enseñanza basada en proyectos, porque funciona, y apuesto por una mayor y mejor articulación entre universidad, comunidad y empresa. Hay que hacer proyectos que sirvan a la gente y que sean sustentables económicamente.

Internet ha generado una serie de perfiles profesionales que antes no existían. ¿Cuáles son los más relevantes o necesarios?

–Entre los nuevos perfiles profesionales destacaría estos 7:

Nuevos perfiles profesionales

De todas formas, no hay que perder de vista que lo que ahora resulta novedoso, en el futuro cercano ya formará parte de las destrezas estándar de un comunicador.

Los nuevos medios son un reflejo de que el periodismo está más vivo que nunca. ¿Qué necesitan los emprendimientos digitales para no morir en el intento?

–El mundo digital recompensa el emprendimiento serial, la innovación permanente, el enfoque en servicios y las economías de escala. En el ámbito de la comunicación, cada vez será más relevante el valor de las marcas, la orientación a los móviles, el despliegue transmedia y el filtrado de información que integre algoritmos de recomendación con el grafo social y la posición geográfica del usuario. Por lo demás, no hay garantías para nadie, así que mejor equivocarse pronto y barato.

Sostienes que Twitter mejora el periodismo. ¿Por qué algunos periodistas todavía no lo entienden?

–La paradoja de Twitter es que detrás de su aparente sencillez hay una complejidad creciente para gestionar con eficacia las fuentes y los flujos de información que generan. Twitter es cada vez menos intuitivo, por lo que hay que explicarlo mejor, ya que es una herramienta imprescindible para hacer periodismo.

Atribución: José Luis Orihuela es profesor en la Facultad de Comunicación de la Universidad de Navarra (Pamplona, España) y autor de Los medios después de internet (Editorial UOC, 2015).

Ver  12 lecciones del libro “Los medios después de internet”

Anuncios

Tus opiniones nos interesan...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s