Domingo de ramos: un día para abrazar la fe cristiana


Cuenca-Ecuador

Hoy las iglesias se preparan para recibir a feligreses y devotos que buscan venerar la vida y obra de Jesucristo, denominado por muchas religiones como “Hijo de Dios”. Los fieles irán a los templos, a buscar palmas benditas, elementos que esperan, brinden protección y buena suerte 

Allí estaba él: haciendo una entrada triunfal en Jerusalén. El pueblo lo aclamaba como hijo de Dios, y a sus pies lanzaban olivos y palmas, como símbolo de reverencia. Las multitudes lo nombraban Rey de Israel. Ya era sabido en el pueblo, que Jesús había curado a enfermos y resucitado a Lázaro. Cristo fue alabado mediante cánticos. Todos querían estar cerca de El y escuchar las promesas de vida eterna, que emanaban de sus labios. El sufrimiento y el gozo se mezclan ese día, pues El se encaminaba a su dolorosa muerte y sometimiento al escarnio público. Luego resucitaría. De allí el sentimiento agridulce del Domingo de Ramos.

La fe católica está arraigada en Valera. Este día es motivo de ceremonias litúrgicas que buscan conmemorar la llegada de Cristo a la ciudad oriental. Para Gildardo Villarreal, sacerdote de la parroquia Nuestra Señora de Coromoto -Morón- “las palmas resumen la invitación de Cristo: El quería que lo siguieran en su camino a la vigilia pascual: pasión, muerte y resurrección. Los ramos son signos de victoria del Señor sobre la muerte. Antiguamente, este día era conocido como Domingo de Pascua Florida, porque se bendecían, en las iglesias flores y varias especies de plantas. Además en algunos países del hemisferio norte, esta celebración coincide con la primavera”.

El presbítero señala que “los jóvenes del pueblo recorrieron el huerto de los olivos y colocaron las ramas en el piso, en señal de respeto al maestro sagrado. De allí nace la tradición, que se mantiene hasta nuestros días, de colocar alfombras por donde pasará gente importante”.

Cristo: único mesías

Villarreal exhortó a los cristianos a “que se acerquen a los templos y capillas, para que participen en los actos sagrados y haya conversión, paz, reconciliación en la familia y cesen la violencia y odios, que tristemente están afectando mucho a la familia. Hago un llamado a la gente para que participe en la campaña Compartir 2012, un espacio en el que se dictan talleres muy interesantes, acerca de fraternidad, valores como respeto, tolerancia… Quiero que sigamos al Señor, que no muere y nos da vida verdadera. No sigamos a ídolos falsos y reyes mortales. El único mesías es Cristo, porque sólo El nos da paz, alegría y cumple lo que promete”.

En la cancha del sector 2 de Morón, hoy a las 8 am se efectuará la entrega y bendición de ramos. De allí los feligreses recorrerán, en procesión, la urbanización José Humberto Contreras y el sector San Isidro. Luego irán a la parroquia Nuestra Señora de Coromoto.

El sacerdote habló sobre el significado de la Semana Santa: “Mucha gente convierte este tiempo en una entrega al licor y a las vacaciones. Esta no es una festividad, no se trata de disfrute, sino de abrazo a la fe, reconciliación, recogimiento y búsqueda de la gracia del Señor. No podemos darle rienda suelta a placeres, juegos de azar y vicios. Debemos ir al templo, confesarnos y compartir la palabra de Dios con la familia, para que haya fraternidad y unión”.

Cánticos al Señor

En el Nuevo Testamento (Mateo 21, 1-11) se revela el origen de una popular canción que actualmente se entona en honor a Cristo: “Hosanna, bendito el que viene en el nombre del Señor. ¡Bendito el reino de nuestro padre, David que viene! ¡Hosanna en las alturas!”. La palabra hosanna – de acuerdo a la “Enciclopedia explicativa de dificultades bíblicas” – es hebrea y significa salve, a manera de poesía o saludo de aclamación y bendición. A intervalos la multitud que recibía a Cristo, agitaba ramas de olivo y palmeras, gritando “hosanna” o “aleluya”.

Para muchos, este día inicia la Semana Santa. En los últimos días se celebran los acontecimientos que Jesús llevó a cabo al final de su vida. Una vida dedicada al servicio de los más necesitados, de predicar amor, unidad, misericordia, justicia, verdad, reflexión, conciencia, amor, luz, paz, respeto y tolerancia. Por instaurar esos valores en la Tierra, murió Cristo. 

Anuncios

Tus opiniones nos interesan...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s